De los psicópatas polarizantes o del ’1 por ciento vs. el resto’

Jesús Delgado Guerrero

De los psicópatas polarizantes
o del ’1 por ciento vs. el resto’

Política

Diciembre 02, 2019 06:35 hrs.
Política Estados › México Estado de México
Jesús Delgado Guerrero › Noticias LAM

El último informe sobre la desigualdad en México es para provocar escalofríos o cuando menos sonrojar a cualquiera: la nuestra es una de las sociedades más desiguales del Continente Americano y, además, nuestro país figura como segundo lugar en la proporción de pobres, sólo detrás de Honduras.
Ese es parte del reporte que ofreció Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en el cual se estableció que 41.5 por ciento de población es pobre (cantidad que sube a 45.4 por ciento en el caso de los indígenas) y 10.6 por ciento vive en pobreza extrema.
En total, entre ’pobres’ a secas y pobres extremos suman 46 por ciento, esto es, casi la mitad de los más de 120 millones del mexicanos. Y si eso no fuera suficiente, el salario mínimo en México es el más bajo de la región.
De esto nada dicen los que atribuyen al gobierno federal, especialmente al presidente Andrés Manuel Lopez Obrador, estar ’polarizando’ a la sociedad con base en sus discursos, notablemente la división con los peyorativos ’chairos’ y ’fifís’, algo así como el club del ’1 por ciento’ de los más ricos contra el resto, fenómeno no exclusivo de México pero si bastante notable.
Según el informe Panorama social de América Latina 2019, el paisaje es producto de una ’cultura del privilegio’ que se ha ’alimentado y permea a instituciones de Estado, las que ’reproducen el comportamiento de los agentes con mayor poder político y económico’.
Asignar 8.7 del PIB al gasto social para atenuar el impacto de esa cultura entre millones, es insuficiente, de ahí que Bárcena haya planteado la necesidad de ’mejorar la progresividad de la estructura tributaria es algo que hay que hacer’, lo cual quiere decir imponer impuestos al 10 por ciento de la población más rica.’
Es obvio que no se trata de asumir las propuestas del economista francés Thomas Piketty para que los que sean dueños de más millones de euros, paguen casi el 80 por ciento de impuestos, por ejemplo.
Pero Bárcena dijo que a pesar de las reticencias del gobierno federal para ventilar una reforma fiscal en ese sentido, ’tarde o temprano vamos a tener que llegar a ese punto’.
’La cultura del privilegio se expresa en la evasión fiscal y la renuncia tributaria’, dijo Alicia Bárcena, y agregó que la evasión representa 6.3 por ciento del producto interno bruto (PIB), lo que se traduce en la mitad del gasto social en la región.
Actualmente, 76.8 por ciento de la población de América Latina pertenece a estratos de ingresos bajos o medios-bajos, los pertenecientes a estratos de ingresos altos pasaron en 15 años de 2.2 a 3 por ciento.
Y para documentar su pesimismo, la Cepal destacó que desde hace cuatro años todo apunta a un rebote en los indicadores de pobreza, además de estimar que al final de este año, a los 185 millones de pobres se agregarán otros seis millones para un total de 191 millones en América Latina; ’todos ellos irán directamente a pobreza extrema, con lo que esta población pasará de 66 a 72 millones’. Los habitantes de zonas rurales, jóvenes e indígenas, serán las más afectadas.
Sólo por fingirse idiota se diría que ’esta polarización’, creciente además a pesar de los supuestos actos de contrición de los dueños del poder económico, nació con la denominada ’Cuarta Transformación" (cualquier cosa que esto sea en materia de economía), y que nada tuvieron que ver despiadadas políticas neoliberales donde, por ejemplo, puestos a escoger entre los ciudadanos y los bancos, los ’gobiernos’ optaron por defender a los bancos, como sucedió con el Fobaproa (hoy IPAB), sin importar que eso haya ido en contra del bienestar de la gente y cancelado buena parte de su futuro (más de dos décadas después se sigue pagando del erario público ese fraude privado).
No vamos a enumerar una serie de medias draconianas de ese credo, bastante conocidas porque han sido realmente antihumanas y antisociales, pero fueron las que generaron esta fractura social, que es muy grave pero que los autores o sus trompeteadores se niegan a reconocer y asumir, optando por atribuir ’polarización’ a quienes no comulgan con su credo.
Hoy se asumen como paladines de la libertad, la democracia y del crecimiento de la economía (con su mediocre 2 por ciento durante casi 40 años) esto luego de haberse comportado como verdaderos ’espíritus animales’, a la par de los sicópatas de la economía que fueron tema de estudio por parte del doctor en sicología Robert D. Hare (’Sin Sentimientos’, trabajo de más de 25 años de investigaciones que amerita un tratamiento más amplio).
Lo anterior quiere decir que se la han pasado perpetrando numerosos crímenes mediante los denominados ’delitos de cuello blanco’, como el ya referido Fobaproa, rescates carreteros, azucareros, cartelización bancaria para la especulación con bonos de deuda, desfalco de ahorros de los trabajadores o uso indebido mediante las Afores) entre otros, impunes además.
Lo polarización, pues, tiene muchos padres, pero estos siguen su trayectoria irresponsable, nada autocrítica, heridos por el derrumbe de su evangelio.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.