¿Trágico retorno de lo mismo o un modelo alternativo?

Jesús Delgado Guerrero

¿Trágico retorno de lo mismo
o un modelo alternativo?

Gobierno

Septiembre 09, 2019 06:45 hrs.
Gobierno Estados › México Estado de México
Jesús Delgado Guerrero › Noticias LAM

Según información difundida el fin de semana, el gobierno federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador presentará hoy al Congreso de la Unión el Paquete Fiscal para el ejercicio del año 2020, el cual incluirá varias iniciativas para aumentar los ingresos.
Con un credo neoliberal teológicamente derrumbado pero sostenido por intereses generados a lo largo de casi cuatro décadas (monopolios y cárteles bancarios y financieros), el gobierno de la llamada ’Cuarta Transformación’ tendrá apenas margen de maniobra para sortear todo lo que esto significa (evasión fiscal, privilegios fiscales y pago de intereses de una deuda pública que año con año se incrementan), pero tendrá la oportunidad de ofrecer algunas pinceladas para respaldar que lo suyo no es sólo una cuña de campaña y comenzar a fijar algunas líneas específicas de su propuesta.
Por ello, es de esperarse que este paquete fiscal abone a la sana discusión de la cacareada y pretendida separación del poder público del económico, tan necesaria frente al desmantelamiento de las instituciones y al gobierno paralelo o super-puesto del poder fáctico más visible y sin ninguna responsabilidad.
Será una buena oportunidad para profundizar el debate y procurar el establecimiento de un modelo alternativo que supere a Ogros Filantrópicos y Ogros Salvajes, engendros de pesadilla, tan devastador uno como el otro que han terminado por devorarse a sí mismos y que ya no son opción.
Ya se verá en que consisten los ’ajustes’ anticipados respecto de las leyes del Impuesto Sobre la Renta (ISR), Impuesto al Valor Agregado (IVA), Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y Ley Federal de Derechos (LFD), Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos (LISH), así como al Código Fiscal de la Federación (CFF), con los cuales el gobierno buscará más ingresos, aunque al mismo tiempo se dice que no se van a aumentar ni a crear nuevos impuestos.
El paquete fiscal está conformado por la Ley de Ingresos, el Presupuesto de Egresos y los Criterios Generales de Política Económica, documentos que suponen las estimaciones de las acciones recaudatorias, la ejecución del gasto y cómo se  actuará.
Lo interesante será ver si con este documento el gobierno envía señales de que la ’transformación’ estará respaldada por hechos, y de que se van a dar los pasos iniciales para el establecimiento de un modelo político-económico que trascienda dogmas perniciosos.
Hasta ahora, los lances para ello no han sido determinantes, quizás por cálculo político, pero lo que se requiere es que México deje de ser un país de ogros.
Porque volver al estribillo totalitario de ’Papá gobierno sabe lo que hace’ o insistir en el fundamentalismo también totalitario envuelto en fachadas democráticas que busca aniquilarlo (neoliberalismo), con promesas de paraísos en ambos casos, no va a llevar más que al muy mexicano ’eterno retorno de lo mismo’, no porque suponga una vida intensa y feliz, digna de volverla a vivir, según el postulado Nietzscheano (Así habló Zaratustra), sino por la tragedia que lo caracteriza.
Si la ’Cuarta Transformación’ sugiere algo, tendría que ser el desmantelamiento de un sistema económico (y político) lleno de contradicciones y simulaciones que afirma, por ejemplo, fomentar la competencia al tiempo que amplía y consolida monopolios; también,  potencia un capitalismo hiperespeculativo pero dice beneficiar la inversión productiva (al final termina destruyéndola); busca recaudar más impuestos aunque aplica exenciones fiscales a sus patrocinadores o socios; quiere un ’Estado mínimo o inexistente’ para el saqueo institucionalizado pero un ’Estado Máximo’ para solventar sus fraudes (como el Fobaproba-IPAB); se asume como partidario de la democracia, la libertad y el Estado de Derecho pero los socava y destruye; para colmo, dice combatir como un cruzado la pobreza aunque la aumenta en forma grosera y consistentemente, ampliando la brecha entre los cada vez muy ricos y los cada vez más pobres.
Cuando los modelos han mostrado sus ’límites’ y agotado su verbo al privilegiar el saqueo y la acumulación por la acumulación, ’transformación’ tendría que significar ’revolución’.
El Paquete Fiscal habrá de ofrecer indicios respecto de si la ’Cuarta Transformación" proyecta giros sustanciales, o si se trata de una ’revolución conservadora’ más, al estilo neoliberal.
Por lo pronto, el fenómeno vergonzante y de urgente atención es, no la pobreza como insisten los ’neoliberales’, sino la desigualdad. Atender el efecto (pobreza) mediante políticas distributivas debe ser una acción de corto plazo, en tanto que enfrentar las causas (desigualdad) supone medidas fiscalmente ’revolucionarias’ para quitarle lo conservador y salvaje al Ogro.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.