Un país en serios aprietos y sus heroicos desterrados.

Noticias lam

Un país en serios aprietos y
sus heroicos desterrados.

Política

Noviembre 04, 2019 07:53 hrs.
Política Estados › México Estado de México
Noticias lam › Noticias LAM

Durante décadas y proveniente tanto del exterior como del interior, el diagnóstico fatal de ’estancamiento económico’ ha pasado a formar parte de la narrativa político-económica como un signo que busca simular la devastación, como un cadáver al que hay que continuar aplicando ’terapias de choque’ para ver si logra, como el bíblico Lázaro, ponerse de pie y andar.
Ya se debería haber aprendido que la doctrina económica vigente es un sistema de transformación económica sólo en la teoría y en los buenos deseos, porque incluso una observación superficial permite ver que los hechos han probado, durante casi 40 años, su carácter no sólo estacionario sino hasta regresivo, con ricos cada vez mas ricos y pobres todavía más miserables, concentrando la riqueza y ampliando enormemente las franjas de desigualdad. Tiene ya tiempo que estamos en serios aprietos.

Se podría acompañar a numerosos’analistas’ que ven casi una conspiración contra el evangelio económico que defienden en la debilidad del mercado externo y la economía mundial; igual cabe pretextar sobre una supuesta incertidumbre sobre la situación económica y política interna, el gasto público, la inseguridad, la falta de estado de derecho, la corrupción, la impunidad y el anuncio de una nueva recesión mundial.

Para no dejar nada al azar, habría que incluir la amenaza japonesa al mexicanísimo ’Osito Bimbo’, las ’mañaneras’ del Presidente y sus ’otros datos’, o también el cuarto campeonato del ’Canelo’ Álvarez, pasando por la fenomenal infección estomacal de personal de escuderías que participaron en el Gran Premio de México de Fórmula 1, esto luego de ingerir los clásicos tacos al pastor, de fama mundial mucho antes de este incidente.

El caso es que no hay inversión en el sector productivo, lo cual no quiere decir que los ’inversionistas’, especialmente locales pero también extranjeros, permanezcan estancados o de brazos cruzados pues mientras esperan la llegada de tiempos favorables, es seguro que están ’placeando’ su dinero en paraísos fiscales o en la compra de bonos de deuda pública de algún país, incluido el nuestro, en eso que se llama ’rentismo especulador’ o financiero.

Es aquí donde hay que ’agradecer’ a los numerosos tratados comerciales (telecés) por haber desterrado a millones de connacionales al extranjero pues, de no ser por las remesas, que en septiembre pasado sumaron 3 mil 80.8 millones de dólares y significaron un incremento anual de 13.3 por ciento, miles de hogares en México estarían a expensas de los humores de los ’inversionistas’.

Cosa notable las de nuestros desterrados: ’suman 42 meses al hilo que los recursos enviados por los trabajadores mexicanos en Estados Unidos reportan tasas positivas de crecimiento’, de acuerdo con el reporte del Banco de México difundido en varios medios informativos.

’Las cifras divulgadas por el banco central indican que en el tercer trimestre del año las remesas sumaron 9 mil 725.7 millones de dólares, es decir, un alza de 15 por ciento respecto de igual lapso de 2018’, se resaltó en la prensa, y se afirmó que en los primeros nueve meses del año sumaron 26 mil 980 millones de dólares, monto mayor en 9.2 por ciento respecto del mismo período de 2018’.

Según los pronósticos del Banco de México, en los primeros nueve meses se estimaron cerca de 26 mil 795 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa, es decir, las remesas han superado a la IED, beneficiando a miles de familias.

Esto, y otros indicadores como la informalidad, han evitado que los sacerdotes de la teología económica actual presenten un diagnostico peor que apocalíptico, pues esto ha permitido capacidad de pago y de consumo por parte de miles de familias, factores que han apoyado ’los otros datos’ presidenciales.
Los ’inversionistas’ nacionales y extranjeros siguen ’apretando’, a la espera de que ellos lleven nuevamente la agenda de la economía, sobre todo en materia energética, pero a partir de los derrapes en materia de seguridad, el gobierno federal parece ya un ’perro acosado’ a grado tal que ha solicitado un año para ’que todo cambie’, para lograr una ’nueva vida pública’, lo cual, es de suponer, incluye la política económica del ’estancamiento estabilizador’.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.